Slideshow panoràmic

  • El Refugi 7
  • El Refugi 8
  • El Refugi 9
  • panoràmica nevada

Las Guillerías

Las Guilleries forman una región montañosa situada a caballo de las provincias de Girona y Barcelona que limita al norte con la Cordillera Prelitoral y entra en contacto con la Cordillera Transversal Catalana. Guilleries significa “terra de guilles” (tierra de zorros), este topónimo surgió debido a la gran cantidad de estos cánidos que habitaban la zona. El zorro, durante años, ha sido una de las especies más perseguidas por el hombre, pero actualmente todavía quedan un gran número de ejemplares.

Guilla (Vulpes vulpes)

rio Ter

Pantà de Susqueda

Ésta es una zona muy húmeda donde las lluvias suelen ser abundantes, principalmente en otoño y primavera. Paseando por la montaña descubriremos manantiales y arroyos que recorren los bosques hasta desembocar en el río Ter. Los saltos de agua son muy frecuentes en los arroyos de Les Guilleries. El paso del río Ter por el extremo norte de estas montañas propició la construcción de los embalses de Sau, Susqueda y el Pasteral.

El macizo de Las Guilleries destaca por tener características forestales y una vegetación densa y muy rica que varía según la altitud o la orientación geográfica. Encontramos espacios y plantas protegidas por el PEIN (Plan de espacios de interés natural). En las partes más bajas destacan árboles de hoja plana, encinas y alcornoques de hoja perenne (Quercus suber). Montaña arriba castaños (Castanea sativa) y árboles de hoja caduca y a más altura, incluso, pinos foráneos (Pinus sp), cedros (Cedrus atlantica) y otras coníferas.

El árbol rey de la umbría y de las zonas húmedas es el castaño que, introducido por los romanos ahora se ha convertido en la especie más importante de esta subcomarca. En las partes más soleadas, en cambio, se extiende el encinar (Quercus ilex). Éste forma bosques muy densos debajo del cual crecen arbustos y lianas mediterráneas como el durillo (Viburnum tinus), el madroño (Arbutus unedo), el brusco (Ruscus aculeatus), la madreselva (Lonicera implexa) y la zarzaparrilla (Smilax aspera).

arboç (Arbutus unedo)

alzinar muntanyenc (Quercus ilex)

castanyers (Castanea sativa)

colors a la tardor

cedres (Cedrus atlantica)

En medio de la densa vegetación viven especies en peligro de extinción como son el acentor alpino (Prunella collaris) el jabalí (Sus scrofa), los zorros (Vupes vupes), la jineta (Genetta geneta), el gato montés (Felis silvestris), el tejón (Meles meles), la ardilla (Sciurus vulgaris), etc. que habitualmente conviven por estos parajes.

En los despeñaderos, aves como el búho real (Bubo bubo), la chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax), las águilas doradas (Aquila chrysaetos), entre otras. En los arroyos viven barbos (Barbus sp), truchas (Salmo trutta), anguilas (Anguilla anguilla), culebras de Esculapio (Malpolon monspessulanus) e incluso el galápago leproso (Mauremys leprosa).

senglar (Sus scrofa)

geneta (Genetta genetta)

duc (Bubo bubo)

Salamandra

 teixó (Meles meles)

bandolers Los datos que se conocen sobre el asentamiento humano califican la zona de muy antigua, con rastros del Paleolítico y del Neolítico, de la cultura íbera y de la época romana, hechos de la Guerra del Francés y de la Guerra de Sucesión, como la del general Joseph Moragues que era hijo de Sant Hilari Sacalm. Pero nuestros protagonistas, como en otras cordilleras aisladas y a la vez cercanas a la civilización son los bandidos con sus historias y leyendas como Joan Salas, Serrallonga. bandolers
La exuberancia de la vegetación, el contraste de paisajes, la abundancia de agua y la tranquilidad y el silencio de un territorio hasta hace poco desconocido, que, sumado al atractivo de los alimentos de la tierra y del ganado, han convertido las principales poblaciones de Las Guilleries en un destino turístico.  
.

facebook

facebook